Comunidad Nica en EE. UU. preocupados por situación política del país

Con mucha preocupación y descontento a la misma vez, los nicas que viven en los Estados Unidos expresaron a El Nuevo Diario su punto de vista sobre la situación social que vive el país. Muchos de estos pinoleros han realizado protestas pacíficas en las últimas semanas en las ciudades de Nueva York, Boston, Miami entre otros lugares, para expresar repudio por las más de 60 personas que fueron asesinadas en el país en semanas pasadas, cuando estas protestaban por las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). 

Los nicas, quienes forman parte del 55.7% de las personas que envían remesas desde Estados Unidos y, además, de los US$1,424 millones que tiene proyectado recibir en remesas el Gobierno de Nicaragua para el 2018, según el Banco Central (BCN), piden un cese a la violencia y el restablecimiento de la democracia en el país para conservar la paz.

Elisa Rivas, nicaragüense que reside en La Florida.

Supenden venida a Nicaragua

Rosa Palacios, es una de las nicaragüenses que ha mostrado su preocupación sobre la situación del país, ella vive en East Boston, MA. Tenía pensado mudarse a Nicaragua este año después de vivir por más de 30 años en los Estados Unidos, pero la situación actual del país la ha hecho cambiar de idea. Afirma que la inestabilidad y el irrespeto a la democracia por parte del Gobierno de Nicaragua la han llevado a cambiar sus planes.

“Me preocupa que todos los sectores del Gobierno se encuentran manipulados y me preocupa sobremanera que el diálogo del cual se ha estado hablando no vaya a cambiar las cosas”, apuntó Palacios, quien sugirió nuevas elecciones presidenciales.

Quizás le interese leer..   GALILEA MONTIJO Y LAURA BOZZO TAN AMIGAS COMO NUNCA

Además agregó: “Para calmar toda esta situación (protestas), yo pienso que tenemos que irnos a un referéndum, para que haya elecciones libres donde no se coaccione a la gente. No es posible que solo una pareja tenga la capacidad para gobernar a Nicaragua, estoy seguro que tenemos mentes brillantes en el país que nos puedan guiar por un mejor camino que en el que nos encontramos actualmente”, relató. 

Gobierno debe ser más transparente

Edmundo Danglas, otro nica y quien vive en Deep River, Connecticut, dijo que el Gobierno de Nicaragua tiene que ser más abierto al pueblo y sin secretos. El joven de San Juan del Sur también sugirió que se abran los espacios políticos para que el pueblo tenga más opciones para elegir a un candidato presidencial que represente los intereses del pueblo.

“Yo soy del concepto en que los gobiernos tienen que tener jóvenes con ideas visionarias, hay que poner caras nuevas, ideas nuevas, proyectos nuevos. Pienso que hay que educar a la población para que pueda diferenciar entre lo que es fanatismo, patriotismo y democracia”, subrayó.

Danglas también enfatizó en que los gobernantes tienen que abrirse a debates públicos, para que el pueblo conozca sus ideas. “No es posible que nosotros los nicaragüense le estemos pagando a un presidente a quien vemos en público dos o tres veces al año dando discursos aburridos. Un presidente tiene que participar en debates públicos, para que el pueblo sepa de sus proyectos. El presidente que no participe en debates públicos es una clara señal que es una persona autoritaria y, por lo tanto, no está capacitado para gobernar”, refirió.

Quizás le interese leer..   Peregrinación por la Paz y la Justicia en Nicaragua

Julio Sánchez, originario de Masaya y quien vive en San Francisco, California, también ve con mucha preocupación las actuaciones del presidente Daniel Ortega. “Yo he estado siguiendo las noticias de Nicaragua muy de cerca y he visto cómo la población ha estado pintando muchos lugares públicos con los colores de la bandera, algo que me parece patriótico, pero minutos después Daniel Ortega manda a su gente para pintar los muros de otro color, es algo tan inmaduro por parte del presidente lo que hace con su acción, que parece chavalito caprichoso a quien le están quitando un juguete que no le pertenece”, apuntó.

Sánchez también mostró preocupación por el actuar violento de la Juventud Sandinista, a quienes tildó de incultos. “Los pobres muchachos de la Juventud Sandinista no saben leer y por eso actúan de esa manera, son unos incultos. Si supieran leer estarían del lado de la historia de Nicaragua”, aseveró. 

El nagaroteño Norlan Sánchez, de Providence, Rhode Island, canceló su viaje que tenía programado para ir a Nicaragua debido a la situación que se vive en el país. “Yo tenía pensado ir ahora en julio con mis dos hijas, pero  he suspendido el viaje porque no me siento seguro, siento que el país vive mucha inestabilidad social en estos momentos. Me preocupa que el Gobierno esté sacando a los antimotines para reprimir a los manifestantes, las personas tienen derecho constitucional a protestar cuando algo no les parece. El presidente tiene que ser una persona más sensata y dar la orden para que los uniformados se retiren de las protestas y llamar al diálogo inmediatamente, para que haya tranquilidad y estabilidad económica en el país”, opinó.

Quizás le interese leer..   EEUU alertó sobre la "extendida corrupción" e impunidad en Centroamérica

En apoyo a las universidades

Por su parte Elisa Rivas, quien vive en el estado de Florida e hija de un alto comisionado de la Policía de Nicaragua en occidente, dijo estar a favor de los jóvenes universitarios. 

“Como joven y ciudadana nicaragüense tengo que decir que todos tenemos derechos a protestar si algo no nos parece correcto. El Gobierno no se da cuenta que esta juventud es otra generación, la cual no nos quedamos solo con los que ellos nos quieren hacer creer, somos jóvenes que nos informamos y buscamos por medio de la tecnología saber la verdad”, declaró  Rivas y pidió, a la misma vez, una Nicaragua libre de políticos tradicionales.

Linda Artola, una joven periodista nica que vive en Nueva York y quien lucha por los derechos de los migrantes en los Estados Unidos desde la Gran Manzana, dijo que le preocupa mucho la situación del país, pero eso no le impide soñar grande con una Nicaragua incluyente y de oportunidades.

“Yo sueño con que Nicaragua un día sea un país democrático, libre de corrupción, próspero para todos los ciudadanos, seguro, libre de clasismo y machismo, un país consciente y consecuente con su historia. Nicaragua tiene un potencial humano invaluable donde todas y todos, desde el más humilde hasta el más rico, podríamos ser agentes de cambio para el progreso, no solo económico, sino también humano”. 

END

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *