México I Presunta muerte y quema de 5 jóvenes en Veracruz revive tragedia de Iguala

Los cinco jóvenes que desaparecieron el 11 de enero pasado en el estado mexicano de Veracruz fueron quemados y sus restos molidos y tirados a un río, según el testimonio de uno de los policías detenido en relación al caso, Rubén Pérez.

“Conforme la información con la que se cuenta, (los jóvenes) fueron quemados, posteriormente fueron molidos, seguramente en un molino de caña, y fueron tirados a un pequeño río”, dijo ayer el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, a la cadena Televisa.

El subsecretario indicó que dicha información fue comunicada el lunes a los familiares de las cinco víctimas de desaparición, cuatro jóvenes y una adolescente de 16 años, en el municipio de Tierra Blanca.

En la reunión “dimos cuenta de la detención y puesta disposición de un juez de un octavo” policía estatal, cuya declaración fue “muy relevante” porque “estuvo presente prácticamente en todos los momentos clave” de lo ocurrido el 11 de enero, señaló.

Los cinco fueron detenidos por policiales estatales en una gasolinera de Tierra Blanca cuando regresaban de un viaje de vacaciones, un momento que fue captado por cámaras de vídeo ubicadas en esa zona y por un vecino de uno de los muchachos.

Los jóvenes fueron detenidos “simplemente porque (a los agentes) les parecieron sospechosos”, señaló Campa.

Sobre Pérez, detalló que estaba con el delegado de la Policía estatal en Tierra Blanca, Marcos Conde, cuando éste fue informado de la detención de los jóvenes.

El jefe le ordenó que se trasladara a un segundo lugar, al que llegó Pérez, quien presenció además cuando los jóvenes fueron llevados “a un tercer punto”, donde les hicieron “un primer interrogatorio a los muchachos”, narró el subsecretario.

Quizás le interese leer..   Jornada sangrienta en Bagdad: decenas de muertos en ataques con coche bomba

Finalmente, el agente se dirigió al rancho “El Limón”, donde los jóvenes fueron otra vez interrogados, “los privan de la vida y está en el inicio del proceso de desaparición de los cuerpos”, aseveró.

Por ello, su declaración es “muy relevante”, señaló el subsecretario, quien recordó que Conde “ya está detenido y sujeto a proceso” por este caso.

También está detenido Francisco Navarrete Serna, presunto narcotraficante perteneciente al Cártel Jalisco Nueva Generación y jefe de plaza del crimen en ese municipio.

El subsecretario admitió la similitud de este caso con el de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa, quienes desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero, a manos de policías a sueldo del crimen organizado.

Según la versión oficial, los 43 jóvenes fueron detenidos por los agentes y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus cuerpos en un basurero del municipio vecino de Cocula.

http://elmundo.sv/

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *