Nicaragua se mostró fuerte hasta el final “ Una victoria tan cerca, tan lejos. UNA VICTORIA QUE NO PUDO SER.

Con un marcador 0-2 Jamaica venció a Nicaragua después de los noventa minutos, así quedó claro ante más de 18 mil aficionados por el azul y blanco, quien gritaban las populares canciones nicas, entre alegrías y tristezas .

La Selección Nacional de Futbol vivió una noche triste; se quedó a la orilla de hacer historia. Un gol de Simon Dawkins en el minuto 89 acabó con una novela que parecía tener un final feliz, pero no, el futbol fue ingrato con los guerreros pinoleros, Jamaica venció 0-2 a Nicaragua en el Estadio Nacional de Futbol y puso fin a un sueño que lamentablemente no se hizo realidad.

Nicaragua se quedó con la ilusión de clasificar a la fase de grupos de las eliminatorias mundialistas rumbo a Rusia 2018. Caímos 3-4 en el global, duró pocos días el éxtasis de derrotar a Jamaica en Kingston 2-3. 0-1 adelante Jamaica y Nicaragua empezó a sentir la presión del marcador global.

Una de las acciones del juego.

Crédito fotografía: END

Esos tres goles de visitantes en Kingston tenían clasificada a la Selección que poco a poco empezó a despertar después del contra visitante, generó juego ofensivo, con Juan Barrera desequilibrante e inquietante constantemente; Franklin se adueñó del medio campo dándole estabilidad junto a Marlon López, Carlos Chavarría desconcertaba con su movilidad en las bandas, y Norfran Lazo, afectado por molestias intentaba molestar a los gigantes defensores centrales de Jamaica.

FALTA DE AGILIDAD. Nicaragua se fue en desventaja finalizada la primera mitad, pero dejó una sensación de dominio. Y así inició el segundo tiempo como un tren avasallador, se fue encima de Jamaica, manejó y circuló la pelota de forma impecable. Barrera se incendió por la banda derecha, que partidazo hizo el “iluminado”, desequilibrando y dejando rivales en el camino.

Quizás le interese leer..   Nicaragua solicita extradición de Julio Rocha

Y así pasaron los minutos, llegó el 80´ y se estaba rosando la historia sin saber que el verdugo de Nicaragua entraría desde la banca tres minutos después. Simon Dawkins salvó a los jamaiquinos, un saque de banda desde la izquierda cerca del área cayó en sus pies y no dudó ni un segundo en ejecutar un disparo de derecha imparable que se coló en el lado derecho de Lorente. El gol cayó en el minuto 89, nadie lo podía creer. La tristeza se hizo palpable en las gradas y en la cancha.

Finalizó el partido, los jugadores rompieron en lágrimas en el césped, fue un momento duro, un luto que perdurará algunos días, pero que servirá para convertirse en más fuertes. Estos muchachos no tienen por qué sentirse decepcionados, se entregaron con el alma y dejaron un recuerdo de valentía, coraje, y buen futbol. Juan Barrera indicó que el futbol condena y castiga, al mismo tiempo hizo el llamado a las empresa privadas a brindar apoyo a la selección siempre. 

Redacción central / LNN

Jose Hilario Placios

Managua, Nicaragua

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *