Diálogo se reanudaría la próxima semana

A pesar que el presidente Daniel Ortega todavía no responde a los obispos sobre el adelanto de elecciones, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció que el diálogo se reanudará el próximo martes. “No nos ha contestado, yo, creo que pensará no contestar”, afirmó monseñor Abelardo Mata, titular de la Diócesis de Estelí.

La CEN entregó a Ortega el pasado 7 de junio una hoja de ruta para solucionar la crisis sociopolítica que desde hace dos meses vive Nicaragua y que plantean entre otros aspectos adelantar elecciones para marzo del año 2019 y nombrar a nuevos magistrados electorales y de la Corte Suprema de Justicia.

Mata agregó que la CEN continuará insistiendo al presidente Ortega para dar una respuesta concreta a dicha propuesta para que este atienda la solicitud del pueblo. “Si en verdad es un estadista debe escuchar a pueblo”, dijo.

Cese a la violencia es prioridad

El prelado se refirió a este tema al salir del Seminario de Fátima, sede del diálogo nacional, en donde junto a los también obispos Silvio Báez y Jorge Solórzano se reunieron con Marlene Londoño, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU), quien está en el país.

“Nos reunimos con el grupo de avanzada del Alto Comisionado que vinieron a oscultarnos qué camino podrían recorrer para apoyarnos mejor en este proceso de acompañamiento a la comisión de acompañamiento”, afirmó Mata.

De acuerdo con el obispo de Estelí, la representante de la ONU afirmó querer colaborar en la detención de la violencia que vive Nicaragua. “Ellos están preocupados por el alto índice de mortandad que se ha registrado”, agregó Mata.

Quizás le interese leer..   Embajador de Rusia: Gobierno de Nicaragua adquirió aeronaves rusas

Por su parte monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, expresó que durante el encuentro los miembros de la CEN explicaron a la delegación de la ONU el contexto en el cual surgieron las manifestaciones en contra del Gobierno.

“Lo que hicimos los obispos fue presentarles un cuadro amplio de cómo comenzó esto. Les hicimos ver que lo está sucediendo aquí es el resultado de sumisión, de sometimiento por el miedo, de violación a los derechos humanos, de destrucción a las instituciones democráticas, de fraudes electorales y les hicimos ver que lo de (las reformas) al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social INSS, solo fue la chispa que provocó la indignación del pueblo”, afirmó Báez.

La fuente también señaló, que explicaron a la delegación de la ONU la fuerte represión gubernamental implementada y las demandas políticas (adelanto de elecciones, renuncia de Ortega) que se han externado durante la mesa del diálogo nacional.

“Los obispos le hicimos ver dos problemáticas a la misión de la ONU, primero detener la represión, no más muertes por violencia de paramilitares y antimotines ni un solo nicaragüense, no se puede seguir ensangrentando el país y lo segundo es la problemática política”, dijo Báez.

Metro Nicaragua

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *