Exdiplomáticos ven debilitarse la relación de Daniel Ortega y Nicolás Maduro

La abstención por segunda ocasión del Gobierno de Daniel Ortega en una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra el régimen de Nicolás Maduro, su aliado político, muestra una posible fisura en la alianza de ambos gobiernos, según exdiplomáticos nicaragüenses.

El martes pasado, la OEA abrió la puerta para la eventual suspensión de Venezuela del organismo, después de desconocer la reelección de Maduro. Fue votada por 19 países a favor, 4 en contra y 11 abstenciones, entre estos Nicaragua.

José Luis Velásquez, exembajador de Nicaragua en la OEA, dice que escoger la abstención, en vez de rechazar, es “para empezar a tomar distancia” del venezolano “por la percepción de que en el corto plazo saldrá del poder”.

En la sesión, también se votó una declaración en apoyo al pueblo de Nicaragua, tras la represión contra las manifestaciones ciudadanas, que ha dejado 127 muertos desde el 18 de abril, la que fue criticada por organismos de derechos humanos porque, pese a que condenó la violencia, no responsabilizó a Ortega.

Según Velásquez,  hubo una negociación entre Ortega, la Secretaría General de la OEA y el Gobierno de Estados Unidos, para evitar que lo responsabilizaran, según se puede deducir de la actuación del caudillo sandinista en el caso de Venezuela.

“Ortega apunta a cerrar el Diálogo Nacional con la Conferencia Episcopal de mediador y abrir un nuevo escenario con la OEA como interlocutor y centrar el tema en las reformas del Sistema Electoral”, afirmó Velásquez.

Mauricio Díaz, exembajador de Nicaragua en Costa Rica, igual percibe “debilitándose la diplomacia de la chequera” de Maduro y Ortega.

Quizás le interese leer..   España quiere fortalecer comercio con Nicaragua

El exembajador  Díaz ve un signo de que la relación de Ortega y Maduro está mal en el silencio del canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, sobre la violencia en Nicaragua durante la asamblea general de la OEA el martes, donde Ortega recibió críticas del gobierno de Estados Unidos.

El 23 de febrero pasado, Nicaragua también se abstuvo en otra votación en la que se rechazaban las elecciones recientes de ese país, lo que causó una sorpresa, dado que siempre habían votado en el mismo sentido. La cooperación de Venezuela al régimen de Ortega sumó más de 3, 600 millones de dólares desde 2007, fondos que el ejecutivo de Nicaragua manejó sin ningún control.

La Prensa

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *