El hijo de un policía muere en manifestación

Una bala de fusil disparada por un policía acabó con la vida de Francisco Reyes Zapata durante la marcha ciudadana del 30 de mayo, y a la vez enlutó a un fundador y oficial activo de la Policía Nacional, Armando Reyes, el padre de Francisco.

Francisco había participado en la marcha en honor a las Madres de Abril, que perdieron a sus hijos en las protestas iniciadas hace 44 días.

“La bala que mató a mi hermano es de fusil AK, de la policía”, dijo a El Nuevo Diario Roberto Reyes Zapata, hermano menor del hombre de 33 años que llegó muerto al hospital, tras ser trasladado por una ambulancia.

Roberto asegura que a su hermano lo mató un francotirador que estaba apostado en el nuevo Estadio Nacional de Beisbol Dennis Martínez, desde donde comenzaron a disparar contra la multitud, según los testimonios de manifestantes.

“Mi papá ha dicho que una vez que pase el entierro de mi hermano, pedirá su baja”, comentó Roberto Reyes Zapata, agregando que su progenitor es oficial activo en el Distrito Uno de la Policía de Managua, ubicado en el mercado Oriental.

– –

Francisco Reyes Zapata, el mayor de cuatro hermanos, salió de su casa en el barrio Walter Ferreti al mediodía del miércoles, llevando consigo una bandera azul y blanco para participar en la marcha cívica a la que asistieron más de 300 mil personas, según cálculos de diferentes organizaciones.

La bala impactó en la cabeza de Francisco, cuando él junto a miles de ciudadanos llegaban al punto final de la marcha, frente a la Universidad Centroamericana (UCA).

Quizás le interese leer..   Nicaragua: Tabacaleras hacen circular US$4.3 millones en Estelí

Francisco Reyes trabajaba vendiendo ropa junto a su hermano.

Bandera y biblia

En la comarca Los Madrigales, jurisdicción de Ticuantepe y en el barrio Francisco Meza, en el Distrito IV de Managua, había luto este jueves. Maycol González Hernández, de 34 años, y el adolecente Orlando Aguirre Córdoba, de 15 años, fueron víctimas de las balas disparadas por presuntos francotiradores contra la marcha del 30 de mayo por la tarde.

Maycol González, quien habitaba en Los Madrigales, solo llevaba una bandera azul y blanco y Orlando Aguirre Córdoba una Biblia, relataron los familiares.

– –

Maycol tenía previsto casarse el próximo diciembre y por eso estaba construyendo una casa.

Orlando Aguirre Córdoba, el adolescente que murió en el hospital Fernando Vélez Páiz, recibió el balazo en el costado izquierdo que le perforó el hígado, el pulmón derecho y laceró la vena femoral.

“Yo le di permiso a mi hijo para que fuera a la marcha, porque pensé que iban a respetar el dolor de tantas madres que han perdido a sus hijos, pero sin pensar que yo iba a ser parte de esa lista (de madres dolientes), relató Yadira Córdoba Obando, madre de Orlando, quien era baterista del grupo musical de una iglesia evangélica.

END

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *