Jornada sangrienta en Bagdad: decenas de muertos en ataques con coche bomba

Un primer auto cargado de explosivos estalló este miércoles por la mañana, a las 7:00 GMT, en un mercado del barrio chiita de Sadr City y dejó al menos 64 muertos.

Unas horas más tarde, otros dos atentados con coche bomba perpetrados en el norte y el oeste de la capital iraquí elevaron el saldo de esta jornada sangrienta al menos de 94 muertos y al menos 150 heridos, según informaron las autoridades iraquíes.
El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se atribuyó los tres ataques. Los atentados se produjeron en medio de una crisis política, que dura semanas y amenaza con socavar la lucha contra el grupo yihadista.

 
En el primer ataque, al menos 64 personas fallecieron por la explosión de un coche bomba en una zona comercial de un vecindario de mayoría chiita de Bagdad.

Otro atentado con coche bomba acabó con la vida de al menos 17 personas en la entrada del barrio de Kadhimiya (noroeste de la ciudad), que alberga un importante santuario chiita. El acceso al barrio, que también ha sido blanco de varios ataques en los últimos años, estaba muy controlado.

Por otro lado, en el distrito de Jamea (oeste de Bagdad), otro coche bomba explotó en la tarde del miércoles ydejó al menos a 13 muertos, explicaron a la AFP un funcionario del ministerio de Interior y fuentes médicas.

Los restos del coche bomba en el centro comercial de Bagdad
Las fuerzas de seguridad liberan la zona de los ataques
El primer ataque sucedió a las 07:00 (GMT)
Quizás le interese leer..   Cambio de estrategia: el Estado Islámico perdió poder y ahora lucha por defender sus bastiones

En el primer ataque, un auto cargado de explosivos estalló por la mañana en un concurrido mercado al aire libre en Sadr City, en el este de la capital iraquí, explicaron dos agentes de Policía. La deflagración dejó decenas de heridos, varios en estado grave. Se teme que la cifra de víctimas mortales siga subiendo.

Varios autos y edificios cercanos sufrieron daños importantes, dijo un policía.

Responsables médicos confirmaron el número de fallecidos. Todos los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a difundir la información.

Poco después de la primera detonación, el grupo yihadista ISIS reclamó la autoría del ataque. El grupo extremista sunita considera a los musulmanes chiitas como apóstatas. La milicia afirmó que la explosión se debía a un atentado suicida, un detalle que negaron las autoridades.

En su comunicado difundido en internet, el Estado Islámico dijo que el ataque iba dirigido contra una congregación de milicianos chiitas. La agencia de noticias Associated Press no pudo verificar en un primer momento la autenticidad del comunicado, que apareció en un sitio web utilizado de forma habitual por el grupo armado sunita.

La milicia radical controla también áreas significativas del norte y el oeste, entre ellas, la segunda ciudad del país, Mosul.

Las zonas comerciales y públicas donde hay mayoría chiita están entre los objetivos más frecuentes de la insurgencia sunita, que busca socavar los esfuerzos del gobierno de Irak para mantener la seguridad en la capital.

INFOBAE

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *