En defensa de nuestras fuentes naturales

El daño a la reserva naturales protegidas como Bosawas, Cordillera de Dipikto y Jalapa, Pancasan obedece a que los dos últimos decretos de veda forestal autorizaron insólitamente el aprovechamiento de los bosques de pino hasta en las reservas naturales las que son fuentes de agua y donde el 80 por ciento de la población del bosque es latifoliado y coníferas, según decreto 42-91 Zonas Protegidas, de las cuales 52 de las 71 sin bosque de pino.

La solución inmediata para detener los cortes de pino, no es un plan de manejo del bosque, es pedir el cese del la suspensión de veda que incluyó a las reservas forestales.
La tala no es ilegal. La tala es legal. Por eso las denuncias no prosperan. Hay que exigir la suspensión de la suspensión de la veda del Decreto 02-2016, que legaliza el corte de Pinos en las zonas protegidas.
Mira aquí lo que decreta la ley
Dejanos tu Facebook Comentario..
Quizás le interese leer..   Nicaragua contundente en la IV Serie Latinoamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *