POCOS NICAS ESTUDIAN EN EE.UU.

Mario Collado, un profesor de inglés originario de Masaya, regresó en julio a las aulas, pero no como docente, sino como un estudiante más de la Universidad del Sur de Illinois, en una pequeña ciudad llamada Carbondale.

Por los próximos dos años estudiará una maestría con el propósito de especializarse en la enseñanza del inglés para personas que hablan otros idiomas, tras haber obtenido una de las entre cinco y seis becas que otorga el programa Fulbright.

Collado es uno de los más de 400 estudiantes de origen nicaragüense que cursan estudios superiores en Estados Unidos. De acuerdo al informe Open Doors 2015, se han inscrito en el curso 2014/2015 418 nicaragüenses, la cifra de universitarios más baja de la región centroamericana después de Belice (312).

Según el documento, Honduras es el país con mayor número de estudiantes con 1.760, seguido de El Salvador y Panamá, con 1.460 y 1.384, respectivamente.

La diferencia, explica Glenda Torre, de Education USA, un programa de asesorías para aspirantes a becas en Estados Unidos, se debe a que no todos dominan el idioma.

“A diferencia de Costa Rica (1.118), donde el gobierno ha hecho un esfuerzo por mejorar la enseñanza del inglés en los colegios públicos, en Nicaragua no hay tanto acceso al idioma”, expresó.

Además, otro de los obstáculos para los nicas que aspiran a estudiar en Estados Unidos están relacionados a la economía personal.

Según Torre, a pesar de que hay una variedad de becas y muchas de ellas son completas, siempre se requiere una inversión. Por ejemplo, para aplicar a cualquier universidad estadounidense, se realizan exámenes estandarizados que tienen un costo. Uno de ellos es Toefl, que certifica el dominio del idioma. Este puede costar solo el examen unos 170 dólares, mientras que para el curso deben pagarse unos 150 dólares.

Quizás le interese leer..   Indigenas de Matagalpa inician contundente en la liga German Pomares Ordoñez

¿Por qué EE.UU.?

Collado, quien llegó al país norteamericano en julio de este año, explica que si bien la cultura y la experiencia son positivas, “me hubiera gustado haber hecho mi maestría en Nicaragua, pero no tenía los medios para hacerlo, y como ya tenía otras responsabilidades con una casa que mi esposa y yo sacamos al crédito, era muy difícil hacernos de otra deuda, entonces decidí aplicar al programa LASPAU-Fulbright”.

Además, la cercanía con el país fue otro de los factores determinantes para su elección.

418 nicaragüenses están inscritos en universidades de ese país norteamericano

Torre explica que la mayoría de las becas que se solicitan corresponden a estudios de licenciatura, principalmente relacionadas a ingenierías y administración. Sin embargo, en los últimos años, carreras vinculadas al diseño y las nuevas tecnologías han ganado terreno entre las más buscadas.

En cuanto a las maestrías, dice, la demanda es menor, ya que “los que ya han estudiado una profesión, están abiertos a otras áreas del mundo, como Europa y América del Sur”.

De lustrar a estudiar

Carlos Orozco, un joven de Japala que durante los últimos años de la secundaria trabajó como lustrador de zapatos para apoyar económicamente a su familia, hoy es un aspirante a hombre de negocios que estudia en Univesity of the Ozarks, ubicada en Arkansas.

De niño, cuenta, recibió una beca del programa Access para aprender el idioma, por lo que una vez que se graduó del colegio pudo aplicar al programa de becas Walton, una iniciativa privada que beneficia a jóvenes de México y Centroamérica.

Quizás le interese leer..   Don "Tapas" regresará al cuadrilátero en febrero del próximo año

“Yo siempre quise estudiar en Estados Unidos y desde pequeño sabía que quería estudiar una carrera”, comenta.

Este programa de becas apoya a unos cuatro jóvenes nicaragüenses por año para que cursen licenciaturas en Estados Unidos.

Por Velia Agurcia

http://diariometro.com.ni/

Dejanos tu Facebook Comentario..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *